lunes, 20 de agosto de 2012

Carmín.

A veces, cuando el carmín pide besos desde los espejos, cuando los cuerpos desean a gritos, aunque los corazones sigan llorando, a las almas aún se les escapa alguna sonrisa.