lunes, 29 de agosto de 2011

Mitad sureste de España en moto.

Prólogo:

Viajar a centro Europa; ese era el plan. Pero por unas u otras razones la cosa se quedó en nada. Aunque ahí estaba nuestro amigo Bruno (Moby) que nos había insistido más de una vez en sus visitas a Sevilla en que fuésemos a verle a su casa alguna vez. Y no nos hizo falta que nos insistiese demasiado porque estábamos deseando rodar por esas tierras que nos mostraba en sus relatos de este foro. El caso es que entre que sí que si no… se nos echó el tiempo encima y no tuvimos claro que íbamos ni cómo íbamos hasta pocos días antes. Por tanto, con las dudas que plantea cualquier viaje, ponemos rumbo a Castellón. Cierto es que algunos queríamos más y teníamos metido en la cabeza prolongar el viaje unos días y unos kilómetros.

El viaje empieza con la noticia, sin previo aviso para algunos, de que el grupo será, sí o sí, más numeroso de lo esperado, con los inconvenientes que esto conlleva y con la preocupación de que esto pueda suponer abusar de la hospitalidad de nuestros anfitriones en Oropesa. Pero con paciencia y buen humor nada supone un gran problema.

Hacia Castellón iríamos Ángel, Manuel y Alison en dos Harley Davidson Sporster 883, Anabel y Ángela en un Seat Ibiza rojo Ferrari, y Robi, Eva y éste que os escribe en tres Royal Enfield Bullet 500cc.